Aceite de árbol de Té

El aceite de árbol de té es un producto que se obtiene del famoso árbol de té, su nombre puede llevar a confusión, pero en realidad el aceite de árbol de “té” no tiene nada que ver con la planta de la que se obtiene la popular infusión (Camelia Sinensis). Este aceite se extrae de las hojas de un pequeño árbol australiano (Melaleuca Alternifolia) que originariamente crecía en una región del este de la isla conocida como Nueva Gales del Sur, aunque actualmente, y debido a la gran demanda mundial del aceite se cultiva en todo el país.

Tiene unas propiedades medicinales capaces de tratar varios problemas de la piel y del cabello, así como resfriados, gripe y otras enfermedades virales.

Es un aceite esencial de los que más aplicaciones tiene, ya que aparte de utilizarse para el cuidado del cuerpo y para mejorar la salud, también se utiliza en otros ámbitos, como por ejemplo, para eliminar las garrapatas y pulgas de algunos animales o para limpiar o desinfectar superficies o ropa.

Sorprendentes usos del aceite del árbol de té
Cura las cicatrices de los granitos que nos hemos toqueteado

Cuando llegas a casa después de un duro día de trabajo y te das cuenta de que te ha salido una maldita espinilla en medio de la frente, surge una duda vital: ¿explotar o no explotar? La mayoría optamos por urgar un poco el granito para tratar de disminuir su tamaño. ¿Solución?: aceite de árbol de té; entre sus propiedades está no sólo la de refrescar e hidratar la zona, sino la de calmar nuestra piel.

Psoriasis, dermatitis, eczema, alergias

Se diluyen 10 gotas en una cucharada de aceite base, de jojoba o de almendras dulces, y se aplica sobre la zona 3 veces al día.

Otra fórmula puede ser, mezclar una cucharadita de aceite de coco, cinco gotas de aceite de árbol de té y cinco gotas de aceite de lavanda para hacer una loción casera.

Resfriados, bronquitis, congestión nasal, sinusitis, tos

Hacer vahos durante 10 minutos con agua caliente y 10 gotas de aceite de té un par de veces al día o poner el aceite en un humidificador para descongestionar. También se pueden dar masajes en el pecho y en la espalda para aliviar la tos. Puede ser útil poner un par de gotas en la almohada para ayudar a respirar durante el sueño.

Dolor de garganta

Hacer gárgaras 3 veces al día con 5 gotas de aceite diluidas en un vaso de agua.

Dolores musculares, reuma, artritis, gota

Masajear sobre la zona. También es efectivo tomar un baño caliente con 10 gotas de aceite.

Irritación post-depilación o post-afeitado

Unas gotitas de aceite de árbol de té en un algodón y listo. Al pasarlo por encima de las zonas irritadas, notarás como se calma tu piel, al instante.

Problemas de pies

El aceite de árbol de té es genial para terminar con todo tipo de problemas en nuestros pies. Desde hongos hasta pie de atleta, pasando por las antiestéticas infecciones de las uñas. Tan sólo tienes que hervir agua, añadirle unas gotitas de aceite y lavar tus pies con esta mezcla.

Mal olor de pies

En un barreño con agua tibia suficiente para que te cubra los pies hasta los tobillos, añade 30 gotas de aceite de árbol de té, déjalos sumergidos durante 5 o 10 minutos, masagea (insistiendo entre los dedos) y seca bien.

Piel seca

Si tu problema es la piel seca, no te preocupes. Cinco cucharadas de aceite de té y una de aceite de almendras harán que tu piel luzca hidratada, luminosa y juvenil.

Picaduras de mosquitos y otros insectos

Aplicar sin diluir en el área afectada.

Limpiador del hogar ecológico

Mezclar en un pulverizador 25 gotas de aceite y medio litro de agua. El aceite de árbol de té es un excelente limpiador y antiséptico para cocinas y baños.

Limpiador en profundidad de sanitarios y bañeras

Hacer una pasta con el aceite de té y bicarbonato.

Repelente de insectos

Mezclar 7 gotas de aceite y medio litro de agua y pulverizar la casa con la mezcla.

Eliminador de moho

Mezclar unas gotas con vinagre de manzana y vaporizar en las áreas conflictivas.

Colada fresca

Añadir unas gotas en el cajetín del detergente o del suavizante de la lavadora para que la ropa quede más fresca y se eliminen los malos olores. También podemos aplicar este truco en el lavavajillas para evitar malos olores.

Cubos de basura sin olores

Mantener una gasa con unas gotas de aceite en el fondo del cubo nos ayudará a evitar la proliferación de bacterias y a evitar los malos olores.

Para desinfectar alfombras, sofás, los asientos del coche, etc.

Vaporizar con una mezcla de 25 gotas de aceite en medio litro de agua.

Mantener a raya a los insectos

A las hormigas y a otros insectos no les gusta el olor del aceite de árbol de té. Echar unas gotas en los puntos de entrada y lavar con una solución de agua y aceite los armarios y lugares donde puedan esconderse.

Verrugas

Aplicar el aceite por la noche sin diluir y cubrir con un apósito. Al día siguiente destaparlo. Repetir el proceso hasta que la verruga desaparezca.

Piojos

Añadir 30 gotas a 100 ml del champú habitual. En caso de infestación aplicar diluido por todo el cuero cabelludo y tapar la cabeza durante 30 minutos. Luego usar una lendrera o peine especial empapado en aceite para eliminar todos los huevos.

Crecimiento del pelo

El aceite del árbol del té ayuda al crecimiento del pelo. Destapa los folículos pilosos y penetra directamente en la raíz del cabello, nutriéndolo justo en la zona más importante. Aplícalo masajeando la zona con las yemas de los dedos para que la raíz lo absorba. También puedes dejarte de complicaciones y comprar un champú de aceite de té.

Olvídate de la caspa

Terminar con la sequedad de tu cuero cabelludo y olvidarte de la caspa, es tan sencillo como echar unas gotitas de este aciete en tu champú habitual y listo!.
Hay quien dice que incluso ayuda a desalojar a los incómodos piojos.

Seca las espinillas

De la misma forma que combate el acné, el aceite de árbol del té es muy bueno para penetrar en las glándulas sebáceas y secando los puntos negros.

Herpes labial

Aplicar regularmente con un bastoncillo hasta que se seque.

Acaba con el mal aliento

Para acabar con el mal aliento sólo tienes que enjuagarte con una mezcla de 1 cucharadita de agua con 2 gotas de aceite de té. Mano de santo.

Erupciones

Tan sencillo como mezclar de 2 a 3 gotas de aceite de té con aceite de coco y ¡adiós erupción!.

Desodorante

Si quieres “fabricarte” un desodorante casero aquí tienes una receta: un tercio de una taza de bicarbonato sódico, media taza de maicena, cinco cucharaditas de aceite de coco y 16 gotas de aceite de árbol del té. Mezcla el bicarbonato y la maicena en un bol. Calienta el aceite de coco hasta que reduzca. Añade el aceite de té y mézclalo todo; guárdalo en un tarrito y listo!.

Tras explotar un granito

Después de haber explotado un granito, sus labores antisépticas, ayudarán a que no se infecte la herida. Además, la cicatriz será más pequeña. Hecha unas gotitas de aceite de té en tus manos antes de aplicarlo sobre tu rostro. Durante 5 minutos extiéndelo sobre tu cara dando un masaje. Cuando termines, pasa un algodón para limpiar tu cara.

Ampollas

Zapatos nuevos, equivalen a ampollas en los pies. Aplica cuanto antes este aceite y verás reducidos el dolor y la hinchazón.

Además de todos estos usos, el aceite de té es muy recomendable para personas con piel propensa al acné, además de ser un buenísimo antiséptico, anti-inflamatorio, bactericida, fungicida, antiviral y calmante del dolor.

 

Algunas precauciones a tener en cuenta

El aceite de árbol de té sólo debe ser utilizado por vía tópica, no debe ser ingerido ni entrar en contacto con los ojos. Es tóxico si lo ingieren los animales domésticos. Tampoco debe ser utilizado por mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. En caso de piel sensible usar siempre diluido en un aceite base.

Y este es el Aceite de árbol de Té que yo utilizo y te recomiendo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *